Dios honra a los que le honran

De honrar significa “de valorar, mucho valor; llevar valor.” Usted honra a Dios cuando usted permite que Su Palabra lleve tanto valor en su vida que nada ni nadie puede desviarle de la Sagrada Palabra.
El honor viene de su corazón (Mateo 15:8).
La “devoción de labios” no honra a Dios.

Dios es honrado cuando sus decisiones y acciones están totalmente basadas en Su Palabra, la Biblia.
Usted no puede “valorar” la Sagrada Escritura en su vida si no lee su Biblia y medite en la Palabra.
Ignorancia de la Palabra, le previene a usted en honrar a Dios.

Dios honrara a aquellos quienes Le honran (Samuel 2:30).
Cuando usted permite que la Palabra de Dios sea de valor en su vida, sus oraciones y declaraciones llevaran el mismo valor con Él.
Por ejemplo: Cuando la Palabra de Dios lleva más valor que sus deudas, usted diezmara.
No hay honor en obedecer a Dios cuando es conveniente, fácil o que no le cueste nada a usted.
Pregúntese a si mismo: ¿Qué tipo de valor lleva la Palabra de Dios en mi vida?
Nadie puede honrar a Dios sin honrar a Su Hijo (Juan 5:23).

El poder de la sobreabundancia llega cuando Dios es honrado con sus bienes .
Porque usted haya dado su ofrenda no significa que Dios lo honra.
Caín y Abel dieron a Dios una ofrenda, pero Dios no honro la ofrenda de Caín (Génesis 4:1-7).
La ofrenda de Caín no fue honrado por Dios porque a él no le costó nada.
Abel dio el primer y mejor de sus ovejas.

Honrando a Dios siempre le costara algo. Es un sacrificio.
Cuando usted se niega a obedecer a Dios, los yugos del mundo fácilmente pueden ajustarse alrededor de su cuello (Isaías 10:27, NVI ).

Si usted desea experimentar la unción que esta sobre sus vidas, honre a Dios.
Usted no honra solamente con palabras, pero con su tesoro también.
Adorar requiere la obediencia y una ofrenda (Mateo 2:11).
Los reyes fueron obedientes a Dios al ellos llegar y adorar a Jesús.
Parte de su adoración incluía la presentación de regalos a Jesús (sus ofrendas).
Dios honro a los reyes al enviarles por otro camino para evitar la muerte de las manos del Rey Herodes.
Abraham estuvo dispuesto en sacrificar a su hijo Isaac como una ofrenda para adorar a Dios (Génesis 22:5).
Cuando Saúl quiso visitar al varón de Dios, él no fue con las manos vacías (1 Samuel 9:6-8).
Dios es justo y nunca estará en deuda contigo. Bendice y honra a quien se ocupa de Él y su Reino. No pienses en tus problemas, piensa en las promesas que Dios tiene para ti. Proclama: “Hay una recompensa para mi y la recibiré”.
¡Gracias Señor por el escudo de tu favor!

About these ads

3 pensamientos en “Dios honra a los que le honran”

  1. Estas palabras son muy pero que muy ciertas.Y en estos momentos las necesitaba.Gracias Adela,gracias Alimento para el alma…maravillosa pagina,Dios los siga bendiciendo.

      1. Es verdad Dios honra a sus hijos yhijas cuando creemos lo El dice en su palabra santa k es la biblia.Dios lo siga usando en el nombre sobre todo nombre Jesuscristo de Nazareth.(:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s