Decálogo de la pareja

Decálogo de la pareja

1. DAR ESPACIO AL AMOR:
encontrar siempre a lo largo de la jornada el modo de decir a la pareja “te amo”. Puede parecer superfluo pero es muy importante hacerlo, obviamente a condición de sentirlo. Cualquier manera va bien, la fantasía ayuda para encontrar el modo de expresarlo: puede bastar una flor, una caricia, un presente, una llamada, una sorpresa o un pequeño regalo que haga comprender a la persona amada, cuanto es importante para usted.

2. SER COHERENTES:
el amor va demostrado y sobre todo declarado. Comportarse de manera coherente respecto al punto anterior es una estrategia, salva la relación de situaciones cruciales, si se quiere salvar la relación, sosteniendo la coherencia entre aquello que se dice, se hace y el comportamiento de la vida cotidiana.
Atención, decir al propio partner “te amo” y luego no estar presente en los momentos importantes y en las decisiones que cuentan en la vida de pareja, equivale a mentir sin temor.
Puede ser útil recordar el axioma de la comunicación que dice: “no se puede no comunicar y todo comunica…cada comportamiento es comunicación y la comunicación es comportamiento”.

3. COMUNICAR DE MANERA LEAL Y SINCERA:
en situaciones de conflictos, de divergencia, de pensar diferente, es importante comunicarse serenamente y escucharse con mucha atención, respeto y empatía también la razón y el punto de vista del otro, sin prejuicios, y sobre todo con la plena conciencia que la supuesta victoria de uno sobre el otro es en realidad el fracaso de ambos. Si es posible no dejar trascurrir más de 24 hs para de la eventual pelea para resolver el problema y de superar lo antes posible la situación conflictiva.
Es muy importante tener presente, entre otros, que las diferencias y los conflictos, son absolutamente normales en la vida de la pareja, puede representar un momento de reflexión, de mayor conocimiento del otro, de confronto y por lo tanto de evolución y madurez de la vida de pareja. Pero, se puede caer también como a menudo sucede, por falta de inteligencia social, caer en una trampa mortal para la relación, que arriesga de vaciarse de todo sentimiento de permanecer enredados en situaciones conflictivas de las cuales no se puede salir. Por lo tanto, cuando uno se encuentra en situaciones de conflicto, uno debe preguntarse si se desea construir una relación mejor o si se desea destruir lo construido hasta ese momento.

4. RECONOCER LOS PROPIOS ERRORES:
parece fácil, pero no lo es para nada, reconocer el propio error implica humildad, coraje y sobre todo inteligencia social y emotiva. Un comportamiento socialmente competente y emotivamente inteligente prevé una estrategia infalible de 3 puntos: a- reconocer los propios errores sin temor; b- pedir disculpas por lo sucedido comprometerse a no repetir los errores cometidos. Las parejas que han hecho de este principio su fundamento de comunicación interpersonal, tienen larga vida conyugal, aquellos que en cambio dan prioridad a juegos peligrosos, como echar la culpa al otro, tienen los días contados además de la certeza de mucho sufrimiento.

5. APRENDER A PERDONAR:
el amor es también y sobre todo la capacidad de perdonar. El perdón es un acto de amor que pertenece a las personas que tienen un gran corazón. Aquel que no sabe perdonar, no puede decir que ama de verdad. Existen situaciones en las cuales el perdón, el cual es realmente difícil, representa la única vía de salida, de pagar a veces a caro precio, pero es una inversión siempre conveniente si se trata de un verdadero amor. En caso contrario, negando el perdón, uno se sentirá lleno de orgullo, pero al mismo tiempo muy vacío por dentro en la laceración de la herida narcisista.

6. RENUNCIAR A LA PERFECCIÓN:
recordar que nadie es perfecto es una regla de oro que a veces nos olvidamos, que si se observa dicha regla, se pueden evitar tensiones inútiles, estrés y ansiedad en la pareja.
Si no aceptamos el límite de nuestra pareja o no toleramos sus defectos y sus imperfecciones, con mucha probabilidad no le amamos lo suficiente, o quizás tengamos una visión débil e infantil del amor.
Esto puede generar aun conflictos ásperos en la relación de pareja, pero a esa altura convine preguntarse acerca de las razones profundas de la propia elección, y darse las respuestas coherentes. En fin, pretender la perfección del propio partner o una relación perfecta en la pareja, equivale a pedir a un caballo a volar…no será nunca capaz de hacerlo! Es necesario en cambio aprender a aceptar los propios límites y los de los demás a saber ser sobre todo tolerante con aquellos límites o aspectos propios que no nos gustan y así también los límites de otros, y sobre todo con la persona con la cual uno ha decidido de compartir la propia vida.
No es nada fácil, es verdad, pero es un signo de personas maduras y de un buen equilibrio interior.

7. HACER PREVALECER EL SENTIDO DEL “NOSOTROS”:
parece una banalidad decirlo, pero la pareja está constituida por dos personas, con necesidades, motivaciones, objetivos, intereses, aspectos y deseos diferentes; y hasta cuando en la pareja prevalezcan intereses personales, y formas de egoísmo, no se irá muy lejos sobre el camino difícil de crecimiento emotivo, del amor y la felicidad. Este horizonte, que cada pareja sueña en alcanzar, es en cambio posible, si la pareja desde el inicio empiezan a crear ese sentido de “nosotros”, que es un sentimiento profundo, basado sobre el compartir, todo aquello que crea y refuerza un vínculo afectivo, y que va alimentado constantemente a lo largo del tiempo.

8. ALIMENTAR LA PASION:
significa desear y sentirse, físicamente, sexualmente y emotivamente deseado por el otro y al mismo tiempo sentir que el otro te atrae con la misma intensidad. Juntos en la intimidad y el compromiso. La pasión es un elemento cardinal de la relación de la pareja de la cual depende la estabilidad emocional, y quizás sea el aspecto más difícil de mantener y sostener en el tiempo. La dificultad consiste en el hecho que la pasión está ligada en la concepción común con la belleza física, la atracción física, a lo corpóreo, y meno a elementos más intangibles como el “encanto” por la persona amada, que es una cualidad bellísima que una persona puede emanar, más allá de su edad cronológica. Para conservar siempre viva la llama de la pasión, entonces la pareja tiene necesidad de desarrollarse también a nivel sexual, y de renovarse para lograr estar siempre a la altura de las expectativas afectivas, sexuales y emotivas de la pareja. Muchas parejas dan por supuesto todo lo referido al aspecto emotivo y afectivo, por lo tanto se acostumbra y caen en la rutina, pensando que a esta altura ya no es necesario ser deseado y admirado por la pareja, con la cual quizás se vive hace años.

9. CREAR INTIMIDAD EN LA PAREJA:
la duración de la vida en pareja es directamente proporcional, según expertos, a la capacidad de conservar y mantener la intimidad de la vida de pareja. La intimidad es una variable extraordinaria, aún más importante que la pasión, pero que para que funcione bien es necesario que sea cultivado continuamente, a través de una confianza recíproca profunda e incondicional. Solo sobre estas bases es posible revelarse plenamente al otro, porque uno se siente seguro de no ser defraudado puede depositar en el otro la propia intimidad sin temor a ser prejuzgado ni rechazado.

10. COMPROMETERSE CON EL OTRO:
es un aspecto muy importante y tal vez el más difícil de obtener en una relación de pareja. De hecho el compromiso implica asumir responsabilidades respecto al otro, específicamente vinculado a la asunción del rol de partner, por otro lado el compromiso y la voluntad de no desilusionar manteniendo en cualquier  situ

NUNCA OLVIDES TRATAR A TU ESPOS@ COMO TU NOVI@

EL RESPETO A LA PAREJA ES FUNDAMENTAL

ación un comportamiento adecuado que garantice al otro, las condiciones de equilibrio emotivo y estabilidad en la pareja. En particular el compromiso tiene un aspecto más amplio, que abarca diferentes aspectos de la relación, todas absolutamente importantes, que van desde la relacional, afectiva, psicológica y profesional.

La Oración de Jabes

Aplicando la oración de Jabes

1 Crónicas 4:9-10

E invoco Jabes al Dios de Israel, diciendo…

 “Oh, si me dieras bendición, y ensancharas mi territorio”

 

1. Orar con Esperanza y Fe:

 

Oh, si me dieras bendición …”

 

 Muchos están contentos con lo que han alcanzado. Trabajando arduamente sin perturbarse…Se contentan en su rutina laboriosa y espiritual… están contentos con cumplir los ritos (mi religión) … Jabes anhelaba todas las bendiciones de Dios

 

Estaba deseoso de ver un cambio. Anhelaba aumentar su alcance: expandir sus fronteras

Cual debe ser la meta y el propósito de este tipo de oración?. Orar por las cosas prometidas en la palabra de Dios, provistas a travez de la cruz de Jesucristo.

Orar para el cumplimiento de metas, deseos, o aspiraciones o sueños, dados por el Espíritu Santo a tu corazón, que tu comienzas a dudar que serán cumplidos.

Para aquellas cosas que traerán un nuevo significado y cumplimiento a tu vida.

 “Orar para llegar ser adecuado para el cumplimiento y el sentir de un destino realizado en la voluntad de Dios…” dice Jack Hayford.

Pide a Dios: Ensanchar y Recobrar:

y ensancharas mi territorio

Dios siempre tiene mas para ti.

 Para Jabes había algo mas allá del presente o de lo que se veía.

Para Jabes era recobrar lo que se había perdido, y ensanchar mas allá de ello. Esta insatisfecho, siente inquietudes y pide en grande.

Que es lo que quieres que sea recobrado y ensanchado? Jabes anhela aumentar su alcance; expandir sus fronteras. Si Dios ha de ampliar nuestras fronteras, debemos hacer nuestra parte.

Ensanchar nuestras fronteras exige visión.

Ensanchar nuestras fronteras exige Fe.

Ensanchar nuestras fronteras exige Trabajo.

yo quiero que sean restauradas aquellas cosas que se han Por ejemplo:

Puede ser un matrimonio destruido o un negocio que se perdió. Puede ser tu integridad, o confianza que antes disfrutabas. La perdida de ser un buen padre o una Buena madre a tus hijos. O puede ser la perdida del fervor para el Señor que antes tenias.

 pídele a Dios: “yo quiero que se ensanchen (refuerza) aquellas áreas donde yo he sido débil, o negligente (ej: mi devoción a Dios, la oración,mi estudio bíblico), o que me he olvidado (testificar de ti todos los días).

pídele al Señor que Defienda y Expulse:

si tu mano estuviera conmigo, y me librarás de mal, para que no me dañe!”

 Jabes le pide al Señor que defienda y expulse todo lo malo en el que pueda inhibir el propósito de Dios para su vida o ser de mal para otros. Cosas que son tentación, o que atacan, o atormentan la mente. Cosas que condenan, confunden, o me comprometen. Cosas de mi pasado.  Una oración por pureza de vida “

me libraras de mal

Jabes entiende el peligro de caer en pecado. Todo lo Ganado se puede perder si no permanecemos puros. Orar para que nos guarde de toda pecado y tentación

conclusión

: Termina diciéndonos, “Y le otorgo Dios lo que pidió.” Como Cristianos podemos servirle toda la vida y ser tan inexpertos en la oración. Los discípulos le pidieron al Señor: “enseñanos a orar.” La necesidad mas grande en la vida del Cristiano es aprender a orar y de pedir con sabiduría y con entendimiento:

En la vida de salomón encontramos un buen ejemplo de alguien que supo como pedir. En 2 Cronicas 1:7-

12 dice que Dios se le apareció de noche y le dijo: “Pideme lo que quieras que yo te de.” Y Salomón respondió:“Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme delante de este pueblo… Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto hubo esto en tu corazón, y no pediste riquezas, bienes o Gloria, ni la vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he puesto por rey, sabiduría y ciencia te son dadas; y también te daré riquezas, bienes y Gloria, como nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni tendrán los que vengan después de ti.”

Una simple oración, pero Dios le concedió a Jabes su petición: Sus fronteras se ampliaron; su vida fue limpia. Nuestro Señor anhela hacer lo mismo por ti. Puedes creer que Dios si te bendecira, te ayudara a recobrar, ensanchara, y te defenderá. Estarías dispuesto a orar y creer como Jabes?

Como debemos orar?

1. Tenemos que Orar con Esperanza y Fe:Oh, si me dieras bendición …”

2 Pide a Dios que Ensanche y que Recobre:ensancharas mi territorio

3. pídele al Señor que Defienda y que Expulse: “si tu mano estuviera conmigo y me libraras de mal, para que no me dañe!”

 

 

 

 

Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 30.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 11 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

De alimento para el alma e intelecto Publicado en Uncategorized

Consejos para comprender y amar a tu pareja

Con frecuencia se escucha en matrimonios con problemas, una expresión muy significativa: “somos muy diferentes”. Y no se cae en la cuenta que el problema no está en ser diferentes, sino en comprender esas diferencias. Lo primero no se puede evitar. Lo segundo es una conquista. Una buena comprensión del sexo opuesto ha salvado muchos matrimonios.

Diferentes en los valores

La queja más frecuente respecto a los hombres de parte de las mujeres es la de que estos no escuchan. El hombre generalmente o no le hace caso o escucha sólo unas palabras y a continuación da una solución. Además el hombre termina confundido, porque a ella parece ser que eso no le basta. Y en general sucede que la mujer desea solidaridad y comprensión y el hombre piensa que ella necesita soluciones.

La queja más frecuente de los hombres respecto a las mujeres es la de que ellas siempre están intentando cambiarlos. Cuando una mujer quiere a un hombre, se siente responsable de contribuir a su crecimiento e intenta ayudarle a mejorar su modo de hacer las cosas. Por mucho que se resista a su ayuda, ella persiste y busca cualquier momento para decirle lo que tiene que hacer. Ella cree que le está ayudando y él cree que lo está controlando. Lo que él desea de la mujer es aceptación.

¿Por qué pasa esto?

1. El hombre.

Los hombres dan valor al poder, a la competitividad, a la eficiencia, al logro. Siempre están haciendo cosas para demostrar su valía, para desarrollar su poder y sus capacidades. Eso define su sentimiento del yo. Se realizan a través del éxito y del logro. De ahí incluso sus gustos: el deporte, la caza, la acción… Les tiene generalmente sin cuidado las novelas románticas y los libros de formación personal.

Se interesan más por los objetivos y las cosas que por la gente y los sentimientos. A los hombres les preocupa las cosas que pueden ayudarles a manifestar poder mediante los resultados y la consecución de sus objetivos. Y todavía mejor si lo hacen solos. La autonomía es un símbolo de eficiencia, poder y competencia.

Comprender esta característica puede ayudar a las mujeres a entender por qué los hombres muestran tanta resistencia a que se les corrija o se les diga lo que tienen que hacer. Ofrecer a un hombre un consejo que no ha pedido, equivale a suponer que no sabe lo que debe hacer o que no es capaz de hacerlo solo. Los hombres son muy sensibles a esta cuestión. La mujer debe entender por qué el hombre habla poco de sus problemas y se los guarda para sí. Pedir ayuda sería una señal de debilidad. Sin embargo, cuando necesita ayuda, pedirla es una señal de sabiduría. Y en ese caso buscaría a alguien que le merezca consideración
Finalmente, todo lo anterior es una de las razones por las que los hombres ofrecen de manera instintiva soluciones cuando las mujeres les hablan de sus problemas. El hombre en estas situaciones se pone el título de “arreglalotodo” e intenta dar consejos para demostrar su cariño. Quiere ser útil; cree que con sus consejos va a ser más valorado. No se da cuenta de que puede ayudar a una mujer con solo escucharla.

2. La mujer

Las mujeres no tienen los mismos valores. Dan importancia al amor, a la comunicación, a los cuidados, a proteger ,a enseñar,a la belleza, a las relaciones. Dedican más tiempo a apoyarse, a ayudarse, a cultivarse. Sus sentimientos y la calidad de sus relaciones definen su sentido del yo. En esto encuentran su realización. Y, en consecuencia, todo en ellas refleja estos valores. Más que construir autopistas, les interesa convivir en armonía, en comunidad y en amorosa cooperación. Es un modo opuesto al del hombre.

Les encanta una ropa diferente cada día, según se sientan. Es para ellas muy importante la relación personal, especialmente en relación con sus sentimientos. Pueden incluso cambiarse de ropa varias veces al día según sean sus estados de ánimo.

Importancia primordial tiene para la mujer la comunicación. Manifestar los propios sentimientos es mucho más importante que alcanzar metas o éxitos. Hablar y relacionarse entre ellas es fuente de enorme satisfacción. Al hombre le resulta difícil entender esto. Las mujeres están orientadas hacia las relaciones y no los objetivos.

Les importa más expresar su bondad, su amor y su afecto. Así por ejemplo dos hombres se encuentran para almorzar porque ven en el hecho de ir al restaurante una forma práctica de conseguir alimentación y tratar un asunto. Para dos mujeres es una forma de cultivar una relación, en donde se van a dar apoyo mutuo. Tienden las mujeres incluso a ser muy francas e íntimas.

La mujer además es muy intuitiva, en el sentido de una capacidad de prever las necesidades ajenas. Entre mujeres ofrecer ayuda no es ni una ofensa ni necesitar ayuda una señal de debilidad. sin embargo, el hombre sí puede sentirse ofendido. Para ella, el que su pareja le ofrezca ayuda es una muestra de afecto, atención, comprensión: hace que se sienta amada y halagada.

3. Soluciones para estas situaciones

a) Para la mujer:

deja de dar consejos. Un ejemplo: se hace un viaje y después de perderse, se dan cuenta que llevan dando vueltas al mismo sitio. Ella sugiere pedir ayuda. Él se enfada. ¿Qué ha pasado? El mensaje real ha sido el siguiente: ella dice: yo te quiero, me preocupo por ti y te ofrezco mi ayuda. Él entiende: no confío en que llegues a donde vamos; eres un incompetente. ¿Qué hacer? Tratar de manifestar que se comprende lo que él está haciendo por ella, aunque sea con el silencio. Cuando una mujer ofrece un consejo que no se le ha pedido e intenta ayudar a un hombre, no se da cuenta de lo crítico o poco afectuoso que puede parecerle a él su gesto. Más aún, es muy posible que el hombre se sienta más susceptible con las cosas pequeñas que con las grandes.
b) Para el hombre: aprende a escuchar. Los hombres deben recordar que las mujeres hablan de sus problemas para intimar y no precisamente para conseguir soluciones. A menudo la mujer sólo quiere manifestar sus sentimientos acerca de cómo le ha ido un día y el esposo creyendo ayudar la interrumpe y le ofrece una retahíla de soluciones. Y no entiende en consecuencia por qué esto le sienta mal a ella. Un ejemplo: no me queda libre ni un minuto (dice ella). Deberías dejar ese trabajo (dice él).

El trabajo me gusta, lo que pasa es que… (dice ella). Tú has sólo lo que puedas (dice él). Ya lo hago. Es increíble, pero hoy no he llamado por teléfono a mi mamá (dice ella). No te preocupes. Lo entenderá (dice él). Pero no te das cuenta que está muy sola (dice ella). Te preocupas demasiado, y por eso vives infeliz (dice él). Entonces se enfada y grita: es que no me escuchas. Un modo de relacionarse con la mujer es escucharla con solidaridad y comprensión.

Síntesis: los dos errores que más se cometen:

Cuando la mujer está disgustada, el hombre trata de cambiar sus sentimientos convirtiéndose en el señor “todo arreglado” y ofreciendo para sus problemas soluciones que descalifican sus sentimientos.

Cuando el hombre comete errores, la mujer intenta cambiar su conducta y da consejos que no fueron solicitados.

4. En defensa de ambos

Al afirmar lo anterior no se dice que no haya cosas buenas en ambos en su forma de intervenir. El error realmente no es de fondo, sino de forma. La mujer aprecia la presencia del “arreglalotodo”, siempre que no aparezca cuando esté disgustada.
El hombre aprecia los consejos siempre y cuando él los haya pedido”. La comprensión de estas diferencias hace que sea fácil respetar la sensibilidad del otro y prestarle apoyo.

Cuando una mujer se resiste a las soluciones que le ofrece el hombre, éste siente que se está poniendo en cuestión su competencia. Por ello su disposición a escuchar también sufrirá daños.
Breves ejemplos de cómo el hombre puede por error invalidar sentimientos o bien ofrecer soluciones no deseadas: “No deberías preocuparte tanto”. “Pero eso no es lo que yo te he dicho”, “Muy bien, lo siento. ¿Por qué no lo olvidamos?”, “pero sí hablamos de ello”, “no deberías tomártelo así”, “muy bien, yo limpio el…”, “si vas a quejarte luego, no lo hagas”, “de ahora en adelante yo me encargo”, “te importaría ir al grano”.

Cuando el hombre se resiste a las sugerencias de la mujer, ella cree que él es un orgulloso y que no la apoya. Algunos ejemplos de cómo la mujer puede molestar al hombre dando consejos o críticas aparentemente inofensivas: “¿Cómo se te ocurre comprar eso?”, “los platos están todavía mojados”, “llevas el pelo muy largo”, “hay sitio para estacionar el auto ahí, no lo has visto?”, “no lo pongas ahí, se va a perder”, “deberías llamar al fontanero, porque…”, “deberías pasar más tiempo con los niños”, “¿Cómo puedes pasar tantas horas viendo futbol”, “Conduces demasiado aprisa”, “deberías haberme llamado, pues no sé dónde estabas”, “la comida frita tiene mucho aceite, no son buenas para tu corazón”, “esa camisa no va bien con esos pantalones”…

Si un día pudieron entenderse y amarse es muy probable que también ahora lo puedan hacer. No olviden pues los sueños y alegrías que los unieron. Tener la voluntad de mejorar su vida conyugal y familiar es una energía poderosa para salir adelante, y no olviden que cuentan siempre con la gracia de Dios.